En un contexto de crisis económica, es muy importante cubrirse las espaldas ante el riesgo a futuro existente en toda actividad.

Un riesgo que, de cumplirse, ocasionaría una pérdida de beneficios que trastocarían seriamente el balance económico de la empresa o, incluso, pondrían en peligro su viabilidad. La solución a ello se encuentra en tu contrato de seguro.

Y es que una de las cláusulas del contrato de seguro que todo empresario debe conocer a la perfección es la de la Pérdida de Beneficios o Lucro Cesante, que tiene por objeto restablecer la situación normal de la compañía tras una eventualidad de causa mayor, como un incendio o la rotura de maquinaria esencial para la actividad.

Contar con esta cláusula en tu contrato de seguro aporta un plus de tranquilidad al empresario, pues puede despreocuparse en cierta manera del riesgo a futuro relacionado con incidencias externas, ya que no pondrán en peligro la viabilidad de su proyecto.

Detalles del contrato de seguro de Lucro Cesante

Este contrato de Lucro Cesante va más allá del resarcimiento de un daño causado por un accidente, incendio u otra eventualidad a un local y a la maquinaria que se encontraba en él. Según este contrato de seguro, la compañía aseguradora también hace frente a la pérdida de beneficios que se genera como consecuencia del cierre del negocio. No hay que olvidar que la pérdida económica en un siniestro no solo se ocasiona por los daños materiales, sino también por la falta de ingresos mientras se subsanan las deficiencias y por los gastos corrientes que se siguen acumulando en ese periodo.

Generalmente, con este contrato de seguro la empresa recibe indemnización económica no solo hasta el día de la reapertura, sino hasta que el beneficio neto generado sea similar al que normalmente ha venido obteniendo en esas fechas, lo cual se puede comprobar en los anteriores balances económicos.

Para concluir, conviene recordar que los contratos son personalizables, es decir, que la compañía aseguradora debe amoldarse a la naturaleza de cada negocio. Por ello, todo es negociable y susceptible de ser asegurado, para mayor tranquilidad del empresario.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros si quieres recibir asesoramiento sobre cuál es el contrato de seguro que mejor se adapta a las necesidades de tu negocio.

También te explicaremos con más detalle en qué consiste el Lucro Cesante y otros detalles de importancia que hay que tener muy claros a la hora de iniciar una relación contractual con una compañía aseguradora.