La nueva normativa del código penal afecta, de manera destacada a las empresas, incluidas PYMES y startups, puesto que el nuevo artículo 31 bis del Código Penal permite que una empresa no tenga responsabilidad penal si antes de la comisión de un delito en su seno (por parte de empleados o directivos) ha implementado modelos de organización y gestión que incluyan las medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos.

Una persona jurídica puede ser responsable penal de los delitos cometidos por:

  1. a) sus representantes legales y administradores de hecho o de derecho.
  2. b) trabajadores sobre los que no se ha ejercido el debido control.

Las penas a las que se puede enfrentar la empresa van desde multas hasta disolución de la persona jurídica, pasando por suspensión de actividades, cierre de locales, inhabilitación para contratar con el sector público o recibir subvenciones.

Esos modelos de organización para implantar medidas de vigilancia y control necesarias para prevenir la comisión de delitos es lo que se conoce como Compliance Penal o Plan de Prevención de Delitos.

Por otro lado, el mero hecho de haber adoptado algunas medidas (disponer de un manual, protocolos,…) no exime directamente si las medidas de control y prevención no se desarrollan de manera efectiva.

Por tanto, puede ser recomendable recurrir a profesionales especializados para evaluar el riesgo y conveniencia de contar con un compliance penal.

A lo largo de los próximos meses proliferarán servicios de todo tipo, aunque es importante señalar que el modelo o manual para cada empresa puede ser diferente en función de sus particularidades. Además, no sólo basta disponer de un manual, sino que debe consistir en un plan integral para toda la organización que se mantenga actualizado y establezca canales y herramientas eficaces para la prevención.

Para que cumpla su finalidad (eximir a la empresa de responsabilidad) tiene que poder acreditarse que se ha cumplido el plan y que las medidas implantadas eran suficientes; si no es así, como mucho se podría atenuar la pena. En muchos casos será recomendable que nombrar a un Compliance Officer, algo así como un controller jurídico, responsable del cumplimiento de las medidas y controles que puede ser una figura interna o externa de la empresa.

Las grandes empresas ya destinan grandes sumas a sus planes de compliance, y es que dado el alto volumen de operaciones existe mayor riesgo. Pero en una economía globalizada y digital, cualquier startup que empieza o una PYME está viendo incrementada las probabilidades de verse relacionada con ilícitos penales.

Nosotros prestamos este servicio a los clientes con los que trabajamos de manera continuada con otros servicios de asesoramiento, pero también podemos encargarnos de la implementación de este sistema como servicio independiente. Para más información ofrecemos primera consulta gratuita, con posibilidad de se evacuada por video-conferencia online, y sin compromiso cumplimentando el siguiente formulario

¡Solicite más información ahora!

Implantación de Sistemas de Control Corporativo, o de y Buenas Practicas de Seguridad Patrimonial

Cualquier organización está sometida a una gran cantidad de regulaciones que condicionan su actividad y afectan a su funcionamiento. Este marco regulatorio es más variado y complejo cuanto mayor es la dimensión de la organización o más específico es su sector de actividad, y solo el hecho de conocer toda la regulación aplicable puede llegar a ser un importante reto para cualquier organización.

El Corporate Compliance o Control Corporativo es el conjunto de actividades que lleva a cabo una organización para garantizar el adecuado cumplimiento de toda esa regulación aplicable. Estas actividades contemplan, de manera general, los siguientes aspectos:

  • Realizar un análisis de los riesgos de incumplimiento legal existentes en cada uno de los ámbitos de la organización.
  • Desarrollar las medidas de seguridad necesarias para mitigar los riesgos identificados.
  • Desplegar el sistema de gestión que permita supervisar de manera apropiada las medidas de seguridad desarrolladas.
  • Llevar a cabo revisiones y auditorías periódicas que permitan identificar y corregir los cambios y las desviaciones que puedan producirse.

En Gestioneficaz llevamos a cabo proyectos de desarrollo e implantación de sistemas de control corporativo, y desplegamos herramientas de gestión que permitan automatizar y potenciar su funcionamiento. Así mismo desarrollamos proyectos de integración de estos sistemas de control corporativo con otros sistemas de gestión más específicos, como pueden ser los de Seguridad, Prevencion Penal , o Continuidad del Negocio.

Todos nuestros modelos se desarrollan con sistemas que pueden ser certificables plenamente a través de la obtención de certificaciones UNE-ISO.

Para más información ofrecemos primera consulta gratuita, con posibilidad de se evacuada por video-conferencia online, y sin compromiso cumplimentando el siguiente formulario

¡Solicite más información ahora!