Los negocios en Internet son una realidad a día de hoy. Y sus posibilidades de crecimiento son aún mayores en el futuro inmediato.

Las empresas online o ‘.com’ son proyectos muy atractivos para todo tipo de emprendedores por varias razones. En este artículo vamos a analizar algunas de ellas.

Una de las principales razones del éxito de los negocios en Internet es el paulatino cambio generacional y de hábitos de los consumidores. Las nuevas tecnologías y la Red son el pan de cada día de los jóvenes, pero cada vez más lo son de usuarios adultos y de mediana edad, que ya están muy familiarizados con el entorno digital.

Solicitar información, hacer reservas y, lo que es más importante, desembolsar dinero para realizar compras son actividades cotidianas y sin apenas riesgos para los consumidores actuales.

Otra de las grandes razones es la menor inversión que necesitan las empresas online. Aparte de los gastos imprescindibles de asesoría y tasas administrativas, los negocios en Internet no necesitan tanto presupuesto en lo que tiene que ver con el local y el personal laboral: la apertura de una tienda online y el alto grado de automatización hacen que ambos elementos tengan menos peso.

Sectores favorables a las empresas online

Los negocios en Internet han conquistado prácticamente todos los sectores de la economía, pero hay algunos que destacan por su alto índice de éxito en la Red. Algunos incluso son genuinamente digitales, es decir, nacieron en Internet y para Internet. Es el caso de los comparadores de precios. Seguros, hoteles, billetes de avión y otros muchos productos son seleccionados para el cliente mediante un buscador especializado. El beneficio para estas empresas online se percibe por cada venta.

Otros negocios en Internet de gran auge son los portales de descuentos agresivos. Estas empresas online también consiguen su beneficio de la venta de productos de terceros, que ofrecen con descuentos muy interesantes. El trabajo de fondo de estos negocios está en contar con una base de datos de usuarios amplia y una labor efectiva de marketing y publicidad.

Pero muchos son los negocios en Internet que han sabido reciclarse y que compaginan su actividad tradicional con su presencia en la Red. Por ejemplo, el sector turístico, el de la moda o el de la alimentación, en los que se puede pagar un producto o servicio de forma online para disfrutarse de modo presencial.

Y como estos ejemplos, existen muchos otros. Consúltanos y te daremos asesoramiento al respecto para que tengas éxito con tu negocio en Internet.