La obligación de cualquier cabeza de familia o persona responsable es contar con la máxima protección para sí mismo y para los suyos. En este sentido, muchas son las posibilidades que ofrecen las compañías aseguradoras, con diferentes productos que se pueden combinar entre sí. En este artículo vamos a centrarnos en una de ellas: la de los seguros de hogar más el de responsabilidad civil.

Los seguros de hogar son aquellos que cubren los riesgos relacionados con la vivienda de propietario y con los bienes contenidos en ella. De esta forma, el dueño del inmueble queda protegido frente a desperfectos que se produzcan por eventualidades como la rotura de cañerías o los accidentes domésticos. Estos seguros también cubren los daños producidos en las viviendas de otras personas, como pueden ser las humedades por filtración de agua.

En muchos casos y dependiendo de la modalidad de la póliza escogida, los seguros de hogar también cubren otros riesgos relacionados con la unidad familiar y que no están tan sujetos a la propia vivienda, como atracos en la calle o incidentes en los viajes. Cada compañía tiene sus propios productos, pero el paquete básico en cualquier aseguradora incluye la cobertura económica de los daños materiales, la restitución de bienes robados en la vivienda y las indemnizaciones a terceros.

Los seguros de responsabilidad civil en el ámbito privado 

Los seguros de responsabilidad civil han surgido como respuesta a los daños que se producen involuntariamente a terceros en el ámbito de la vida cotidiana. Daños que, aunque puedan resultar improbables, ocurren en muchas ocasiones, como pueden ser las lesiones causadas por los animales domésticos, desperfectos ocasionados por los hijos o accidentes con embarcaciones de recreo, por ejemplo.

Se trata de unos productos muy comunes en el ámbito profesional, pues son de suscripción obligatoria en muchos sectores económicos. Sin embargo, aunque los seguros de responsabilidad civil no son obligatorios en el ámbito privado, sí son muy recomendables. Lo que proporcionan es sobre todo tranquilidad y, contrariamente a lo pudiera parecer, no suelen tener unos costes anuales muy elevados.

Si eres padre o madre de familia o simplemente una persona que quiere estar totalmente protegida ante cualquier eventualidad, no dudes en contactar con nuestro equipo de asesores. Te explicaremos más a fondo cuáles son las diferentes combinaciones posibles, haremos una comparativa de los diferentes seguros de hogar y de responsabilidad civil y te ayudaremos en los trámites de gestión y contratación de ellos.